CURSOCLICKER ES AHORA EDOGTORIAL

Artículo originalmente escrito para la revista de primavera 2014 de “The APDT Chronicle of Dog” de la Association of Professional Dog Trainers (Asociación profesional de adiestradores caninos). Traducción ofrecida por www.cursoclicker.es con autorización de su autora y APDT.

Grisha Stewart, MA, CPDT-KA, KPA CTP

¿Qué es el adiestramiento para el ajuste del comportamiento? (Behavior Adjustment Training, BAT)

BAT es un método naturalista basado en la filosofía de que una mínima intervención de los humanos es la manera ideal de prevenir y rehabilitar la agresión, frustración y el miedo.

BAT da los animales control máximo de su experiencia.
BAT organiza escenarios seguros donde los animales pueden socializar e interactuar de forma natural con los detonantes de la manera que los cuidadores consideran socialmente aceptable para estas especies.

En mi primer libro, Adiestramiento para el Ajuste del Comportamiento*, que salió publicado en 2011 desarrollé BAT principalmente para la rehabilitación de la reactividad con perros causada por el miedo, la frustración o la ira. En ese libro y en mis videos, enseñé a los adiestradores a observar y marcar ciertos comportamientos y/o lenguaje corporal y reforzar ese comportamiento alejándose del Monstruo Aterrador y (a veces) añadir "premios adicionales" de comida, juguetes, etc. Mientras que la filosofía central de BAT es la misma, BAT ya no es un procedimiento en el que el entrenador refuerza el comportamiento social, por lo que si el aspecto de refuerzo negativo de BAT te puso nervioso, deberías echar un vistazo a este nuevo protocolo. Y si valoras el nivel de control que el perro tenía en la versión anterior de BAT, ahora realmente vas a amar a este. BAT es ahora más naturalista, y la principal tarea del entrenador es la de organizar la situación para que el perro aprenda de una manera que es más similar a cómo los perros bien socializados aprendieron de cachorros acerca de los perros, personas y otros estímulos.

* Behavior Adjustment Training , BAT for Fear, Frustration and Aggession in Dogs. En Agosto de 2014 todavía no está publicado en Español.


En el libro, mencioné que BAT está, y siempre estará en actualización permanente, siempre basado en la mejor información disponible en el momento. He ido afinando BAT con los años y he decidido que es el momento de anunciar oficialmente algunos cambios que simplifican el proceso y que sea aún menos estresante y más agradable para los perros.

Puse BAT 2.0 en el título de este artículo para que quede claro que se trata de una actualización de BAT, ya que apareció por primera vez en 2010, pero vamos a seguir llamándolo BAT.

Con esta nueva versión simplificada, BAT basa su la filosofía en la potenciación y manejo de los antecedentes a un nivel superior. En el resto del artículo, voy a usar una analogía de un socorrista en la playa para explicar mejor cómo utilizar la nueva versión de BAT. Voy a ofrecer un diagrama para dar recomendaciones concretas para empezar a trabajar en este tipo de adiestramiento, junto con consejos de solución de problemas para saber qué hacer si las cosas van mal. En un artículo posterior, hablaré de BAT en un nivel más técnico.

Tres aspectos principales del BAT original, siguen siendo la base del nuevo BAT:
1. Dar el control de los perros sobre su exposición al detonante.
2. Evaluación continua del estrés y el esfuerzo por reducirlo.
3. Usar herramientas de gestión para reducir el estrés fuera del entrenamiento para minimizar los contratiempos.

Con los años, he cambiado gradualmente BAT hacia el potenciamiento de los educandos de origen animal y enfatizado fuertemente la necesidad de una forma más natural de aprender. Escribí este artículo porque es el momento de actualizar la información oficial por escrito sobre BAT y reflejar esta evolución.

Novedades de BAT:

• Es más fácil de entender y explicar.
• Es perro-dirigido con apoyo del humano. El perro dirige dónde caminar, siempre y cuando sea seguro.
• El cuidador ya no está reforzando artificialmente señales de corte - se van a reforzar de forma natural.
• Enseña una señal de llamada de emergencia efectiva.
• Reduce aún más el estrés.
• La atención se centra en la organización y el mantenimiento de ambientes que eviten desencadenar el miedo, la frustración o la agresión para que el comportamiento deseado pueda aparecer de forma natural (manejo del antecedente).

Vamos a empezar con nuestra analogía de un socorrista en la playa.

Cuando los adiestradores usan BAT dan a los animales control máximo de su experiencia dentro de un marco seguro, natural, como un socorrista que protege los nadadores en una playa. Los mejores socorristas mantienen las cosas divertidas y seguras permaneciendo sin intervenir, sin embargo, actúan rápidamente cuando es necesario. Un socorrista utiliza sólo el nivel de intervención para interrumpir las actividades inseguras. Con BAT, permitimos a nuestros animales explorar su entorno e intervenimos si - y sólo si - es necesario. Queremos mantener un escenario en el que nuestros alumnos se sientan seguros, por lo que miramos cuidadosamente la aparición de signos de estrés. Si el estrés se eleva más allá del nivel de interés curioso, animamos a nuestros estudiantes a evitarlo de la manera menos molesta que funcione para ellos.

Pero específicamente, ¿qué debo hacer con el perro de mi cliente?

La actitud del perro va a mostrar importantes cambios cuando haces puestas en escena con ayudantes que están lo suficientemente lejos del perro del cliente, de manera que éste no esté en absoluto preocupado. Los escenarios ideales son paseos informales, vagabundeando.

La distancia adecuada de trabajo a la que debe estar el ayudante puede ser al otro lado de la calle, la longitud del campo de fútbol, o al principio, incluso más lejos. Una buena regla a seguir, es ir alrededor de tres veces la distancia a la que normalmente el perro ladra, o el doble de la distancia a la que el perro no ladra al ayudante y trabajará con facilidad por comida, la que sea mayor. La razón por la que queremos trabajar tan lejos es que queremos que el perro experimente una nueva forma de comportarse y sentir. Investigaciones con seres humanos muestra que una alta frecuencia cardíaca durante la terapia de exposición puede ser un predictor significativo de recaída, sobre todo cuando la frecuencia cardíaca no coincide con la cantidad reportada de miedo (Rachman, 1989). Los perros no son personas, pero es probable que este resultado sea aplicable a todos los mamíferos. Tenemos estructuras cerebrales muy similares para procesar el miedo en el nivel más básico (ver, por ejemplo, Lang, Davis, y Öhman, 2000).

Una de las razones por las que prefiero hacer un montón de socialización de una manera natural, con menos golosinas y señales (y por supuesto sin castigo) es que podemos crear un desajuste entre la conducta y el estado interno. Si el perro de tu cliente está demasiado cerca del figurante, pero está trabajando duro por la comida y no muestra signos evidentes de agitación, se tiene una situación similar a los seres humanos que informaron que estaban "bien", pero tenían una frecuencia cardíaca elevada. Si el perro se estresa durante el entrenamiento, puede no sernos útil en términos de ayudarle verdaderamente a superar sus problemas. Si se silencian las señales de estrés y sigues trabajando demasiado cerca del figurante, el perro puede parecer estar "bien" al final del entrenamiento, pero el miedo puede venir corriendo de nuevo en su próxima sesión, que se ralentizará o impedirá su progreso, y posiblemente lleve a tu cliente a buscar otro entrenador.

Evidentemente queremos evitar cualquier inundación, es decir, poner al perro en una situación de estrés y sin posibilidad de escape. Hay un montón de experimentos sobre la inundación. Uno de estos estudios con ratas las obligó a estar cerca de algo aterrador e impidió sus respuestas normales hasta que las ratas se dieron por vencidos y aprendieron a vivir con la situación, pero el miedo en realidad todavía permanecía (Coulter, Riccio, Página, 1969).

En pocas palabras, eliminar los signos de miedo no es suficiente para el tratamiento. Esto es probable que sea cierto para cualquier técnica que depende de la exposición real o imaginaria a las cosas con las que un perro tiene problemas. - Incluyendo la desensibilización y contracondicionamiento estándar y todas las técnicas de rehabilitación de miedo y agresión actuales. Para obtener resultados sólidos que no es probable que se pierdan, evita cualquier aspecto de las inundaciones. Durante BAT, el perro debe tener sólo curiosidad por el ayudante y no sentirse angustiado.

BAT en Breve: Sigue a tu perro con la correa floja. Cualquier dirección está bien, a excepción de recto hacia el ayudante.

Consejo: Si camina hacia el ayudante de una manera enfocada, detenlo lentamente. Si ves cualquier signo de aumento de la tensión, llama al perro y alejaos.
.

Una forma de saber que el perro está en una situación mental correcta es que está explorando con calma el ambiente. Los mejores lugares de entrenamiento tienen árboles, arbustos, e interesantes olores para fomentar este tipo de exploración. Si estás trabajando en un gran aparcamiento, camina cerca de los bordes donde hay olores más interesantes para el perro. También puedes dejar caer en secreto u ocultar algunas golosinas de vez en cuando, así hay más motivos para explorar la zona.

Varía ubicación y otros factores, tales como si el cliente tiene golosinas o no, si estás hablando, e incluso si el perro sabe que estás allí (teléfonos móviles con auriculares son prácticos). La generalización que viene de cambiar los contextos de entrenamiento es una manera importante para ayudar a prevenir una recaída (Laborda, McConnell, y Miller, 2011; Gunther, Denniston, y Miller, 1998; Rachman, 1989).

En una escenificación de BAT, el perro debe caminar de forma natural, comprobar las cosas, olfatear, y de vez en cuando mirar al ayudante. Haz que el cliente siga a su perro con la correa floja, pero ten una forma pre-planificada para señalar a tu cliente que debe frenar al perro lentamente hasta parar o incluso llamarle si se centra demasiado en el ayudante. El guía, de vez en cuando, puede mirar al ayudante y acercarse un poco hacia el ayudante para animar al perro a investigar en esa dirección, pero el perro debe iniciar la mayor parte del movimiento hacia el ayudante. Con BAT para perros, usamos una correa larga para ayudar al perro a sentirse libre, manteniendo la seguridad. Ver Habilidades con la Correa para obtener información y consejos sobre el manejo seguro y eficaz de la correa.

Vamos retomar la analogía de la playa. Piensa en el nivel de estrés del perro como análogo al nivel del agua. Digamos que el mar es peligroso hoy, tiene resaca y tiburones en el agua. El socorrista permitiría a la gente quedarse en la playa, pero les impediría entrar en el agua. El perro puede pasear por la "playa" (no hay gran interés en el ayudante), e incluso de vez en cuando acercarse a la "orilla" (mostrar interés en el ayudante), pero no dejarle entrar en el "agua" (estresados, demasiado centrado en el ayudante). Queremos que el perro tenga curiosidad por el ayudante, pero no muestre signos de miedo, frustración o agresión.
BAT2.0-SupportScale-SP
Al hacer BAT, el papel del guía es la gestión de la actividad y la distancia del ayudante para mantener el nivel de estrés de todo el mundo bajo. Si lo haces bien, el perro va a mantenerse fuera de la "agua." El guía sólo puede permanecer fuera de su camino. Esta exposición potenciada da al perro la oportunidad de aprender que el ayudante es seguro y que él tiene la opción de explorar y alejarse cada vez que quiere. Si el perro está acostumbrado a que el cliente interactúe con él y necesita una conexión verbal con su guía para normalizar la situación y mantener bajo su nivel de estrés, el cliente puede tranquilamente alabar las buenas opciones, como mirar a otro lado o seguir caminando después de mirar al ayudante. Si ves que el perro camina directamente hacia el ayudante en cualquier momento, piensa que es como alcanzar la orilla1. Frena al perro a una parada en este punto2, dándole una oportunidad de calmarse, reunir información, y decida lo que quiere hacer a continuación. Después de que el perro se detenga por completo, el guía debe relajar la correa para que la correa haga una forma de U o "sonrisa". Esto le permite decidir qué hacer a continuación sin tensión añadida por la correa.

Cuando el perro ha acabado de mirar, se desconectará, lo que significa que se aleja, deja de centrarse en el ayudante, etc. El comportamiento más evidente aquí es un giro de la cabeza y un cambio de su peso. Alabanza (opcional) y seguirlo con la correa suelta en cualquier dirección que vaya, a excepción si va directamente hacia el ayudante. Si el perro empieza inmediatamente a ir directamente hacia el ayudante de nuevo, está demasiado concentrado y necesita su socorrista. Ver los consejos de solución de problemas a continuación en caso de que esto ocurra.

¡Eso es todo, eso es BAT hecho correctamente! Todo lo demás es lo que debe hacer si la vida no es perfecta.      

Solución de problemas

Cuanto más profundo esté el perro en el agua (más estrés está experimentando), más tendrás que ayudarle a salir. Al igual que el socorrista te ayudará de la manera menos molesta, el guía debe animar al perro de la manera más sutil que funcione con su actual estado de ánimo. Por ejemplo, si sólo estabas teniendo un poco de problemas para nadar, ¿no te gustaría que el socorrista preguntara si necesitas ayuda, en vez de inmediatamente arrastrarte de vuelta a la orilla?

En la ilustración de escala de apoyo, he dado algunos ejemplos de lo que se debe hacer si el perro está accidentalmente en el agua (experimentando estrés). Cuando veas que el perro de tu cliente tiene problemas, haz que tu cliente sugiera/induzca para animar al perro a retroceder lejos del detonante. Utilizar el nivel adecuado de “invasión” evita la microgestión y ayuda a que el perro practique la toma de decisiones y las estrategias de afrontamiento activo.

Si cualquiera de las siguientes situaciones ocurre, el cliente puede estar deteniendo el perro demasiado tarde. En el momento, sigue los siguientes consejos, y luego trabaja tu comunicación con el cliente antes de permitir el movimiento de vuelta hacia el detonante.

Si el perro camina directamente hacia el ayudante de nuevo después de desconectar o si tarda más de dos segundos en desconectar, significa que los dedos de los pies están en el agua.

No es horrible, pero no es ideal para la mayoría de los perros, a menos que el perro esté totalmente relajado mientras mira, la próxima vez, detenlo antes.

Por ahora, relajarse y esperar a que se desconecte por su cuenta. Cuando por fin se retire, estará probablemente un poco demasiado estresado para elegir su siguiente dirección sabiamente. El guía debe ayudarlo un poco a salir por lo que le sugiere que se aleje del ayudante, utilizando el nivel adecuado de molestia, invasión (es decir, el nivel adecuado de incitación o control del perro, en lugar de dejar que lo haga todo por su cuenta). Anima al perro para ir lo suficientemente lejos del ayudante para que no mire hacia atrás.

• Si el perro olfateaba yendo hacia elayudante (recopilación de información) y estuvo bastante relajado todo el tiempo, el guía sólo debe impulsar de una manera pequeña haciendo un cambio en el peso alejándose del ayudante.
• Si el alejamiento fue un poco difícil, utiliza el inductor más obvio: el guía puede solicitar verbalmente al perro ¿”listo?" Y cambiar el peso lejos del ayudante.
• Si te pareció muy duro (por ejemplo, los músculos faciales del perro estaban tensos mientras buscaba) utiliza un mayor nivel de invasión y llama con la señal de llamada3. Me gusta "Fiesta de golosinas" como señal de llamada, que refuerzo con muchas golosinas arrojadas en el suelo, una detrás de otra. Siempre que utilices una señal de llamada, aléjate del ayudante y luego refuerza, lanzando algunas golosinas en el suelo.

Si el perro se excita mientras esperas (más alto, de puntillas en los dedos de los pies, respirando más rápido, el ritmo cardíaco subiendo, la boca cerrada, inclinándose hacia el ayudante, columna vertebral apuntando directamente al ayudante, hinchando el pecho, las orejas hacia delante, cola hacia arriba, la frente arrugada), ¡llámale para alejarlo! Está a mayor profundidad en el agua en este momento, por lo que no puedes darle tiempo para comprobar las cosas.

Si es difícil de parar el perro en el primer lugar, ya que está sobrepasado o el cliente no conoce bien la técnica. En ese momento, llama al perro y mira si es necesario centrarse más en las habilidades del guía. Siempre refuerza la señal de llamada de alguna manera.

Nota: Si elperro mira al detonante, se desconecta rápidamente, y luego simplemente se queda mirando al guía, sin ir a ningún lado, el perro está en "modo de trabajo", lo que tratamos de evitar al hacer las escenificaciones de BAT. Los perros que tienen una gran historia de refuerzo por mantenerse mirando o con sus guías (o historia castigo por apartarse) tienen más probabilidades de quedar bloqueados de esta manera. El perro probablemente no se está moviendo porque el guía no se está moviendo. Algunos perros sólo necesitan más guiado que otros, y vagando libremente por el espacio pueden sentirse raros o incómodos.

• En este momento, el guía puede dar breve reconocimiento o alabanza y luego de forma casual caminar para que el perro se quede aproximadamente a la misma distancia del ayudante (en un arco). En esta situación, el guía es más directivo, pero si el perro decide desviarse en cualquier dirección, deja que lo haga. Camina cerca de interesantes olores para que pueda alejar su atención del guía. También puedes dejar casualmente golosinas detrás del cliente para que el perro pueda descubrirlas más adelante (no bajo señal “Busca”).
• Más tarde, haced un paseo algo errante sin ningún desencadenante, usando el mismo truco mencionado anteriormente de dejar casualmente dispersas algunas golosinas.
• El perro puede estar estresado y mirando al guía para obtener ayuda. En ese caso, reagruparse y empezar de nuevo más lejos del ayudante.

Es muy útil para filmar sus sesiones. Revisa tus vídeos con tu cliente para ver si había señales de que debería haber parado a su perro antes.

BAT2.0-FlowchartV SP

¿Qué pasa con la vida real? 


BAT en la vida real es similar a cualquier otra técnica libre de coacción, pero todavía estás tratando de permitir que el perro elija más por su cuenta, siempre que sea posible. Hasta que las puestas en escena de BAT tengan la oportunidad de surtir efecto, es fundamental que tus clientes hagan un esfuerzo extra para que su perro tenga éxito. Ellos no pueden controlar lo que los factores desencadenantes de su perro pueden hacer en los paseos, pero pueden controlar dónde van y lo que hacen para mantener al perro "en la playa."

Si la distancia al desencadenante es lo suficientemente lejana, pueden dejar que su perro simplemente mire la escena y siga adelante. Si el perro está siempre "desbordado" (o pronto lo estará), el cliente debe llamar al perro, alejarse, y reforzar. Por desgracia, a veces no hay ningún lugar al que ir. En ese caso, están en modo de supervivencia y tienen que distraer al perro. Esto puede suceder mucho durante entrenamiento urbano4. En la analogía de la playa del océano, si no pueden llevar el perro de vuelta a la orilla de inmediato, tienen que lanzarle un flotador.

Hay muchas maneras de ayudar a conseguirlo en este tipo de situación, como hacer click por mirar al detonante, hacer click por dejar de mirar el detonante, Mira Eso, Toca, bloqueo con el cuerpo, Mira, trucos, Busca (lanzar golosinas para que las encuentre por el suelo), estirar, o simplemente dar comida constantemente al perro hasta que el detonante se va. Son habilidades importantes que probablemente ya están en tu lista de consejos para clientes. Ten en cuenta que cuando se utiliza la distracción para conseguir superar este tipo de situaciones, el estrés todavía puede acumularse. Distraer al perro no le da ninguna habilidad de afrontamiento activo, ni le enseña necesariamente que la situación es segura.

También hay que avisar a los clientes de que existe la posibilidad de que la distracción puede no funcionar. Puede que tengan que acabar sujetando fuerte la correa y tratar de mantener a todos a salvo. Hay que dejarles claro que deben resistir la tentación de castigar la reactividad de su perro.

Una vez que el detonante se ha ido, tienen que evaluar el nivel de estrés de su perro. Puede que tengan que hacer algunos ejercicios de “busca” para ayudar a su perro a relajarse o incluso volver a casa. Anímalos a encontrar el camino más seguro de vuelta a casa para evitar cualquier acumulación de detonantes. Lluvia de ideas con tus clientes para ver si pueden evitar ser atrapados de nuevo en el futuro.

Si tus clientes consiguen mantener a sus perros calmados durante los paseos, el entrenamiento que están haciendo en las escenificaciones es más probable que sea efectivo. Las puestas en escena permiten a los perros experimentar el desencadenante de una manera libre de estrés, lo que puede llevar a una mejora dramática.

Conclusión

La potenciación en un ambiente emocionalmente seguro siempre ha sido el objetivo de BAT, pero esta versión debería permitir que estos objetivos se hagan realidad con mayor frecuencia en la práctica. Independientemente de donde encaje BAT en tu caja de herramientas, espero que estés abierto a este nivel de maximización de las capacidades y minimizar la molestia invasiva. Como entrenadores, demasiado a menudo buscamos soluciones de adiestramiento, cuando el verdadero poder de sanar permanece dentro de los propios animales.

Notas finales
1. Algunas otras señales de que el perro ha llegado a la orilla del agua son intensos olfateos mientras se mueve hacia el ayudante o la evitación completa del ayudante.
2. La técnica de parada lenta se explica en la información sobre BAT, Habilidades con la Correa.
3. Para conseguir una señal de llamada muy fuerte, sigue los consejos sobre Llamada de Emergencia en el Manual Oficial Ahimsa del entrenamiento del perro. Un clícker también funcionará en esta situación.
4. Es tentador simplemente quedarse en la ciudad y estar continuamente en modo de supervivencia en el entrenamiento. Pero si deseas detener la microgestión de tu perro para siempre, es muy importante establecer los escenarios donde el perro puede estar relajado, incluso si esto significa conducir a un lugar lejano, ser realmente creativo sobre los lugares de entrenamiento, buscar y poner barreras visuales, tener en cuenta medicamentos, utilizar técnicas de relajación, etc 

El mes de Octubre de 2014 tendremos el primer curso de instructores de BAT en España. Una oportunidad que no debe desaprovechase.

Referencias

Coulter, X., Riccio, D. C., & Page, H. A. (1969). Effects of blocking an instrumental avoidance response: Facilitated extinction but persistence of "fear." Journal of Comparative and Physiological Psychology, 68(3), 377.

Gunther, L. M., Denniston, J. C., & Miller, R. R. (1998). Conducting exposure treatment in multiple contexts can prevent relapse. Behaviour Research and Therapy, 36(1), 75-91.

Laborda, M. A., McConnell, B. L., & Miller, R. R. (2011). Behavioral techniques to reduce relapse after exposure therapy: Applications of studies of experimental extinction. In: Associative learning and conditioning theory: Human and non-human applications, 79-103. Chicago

Lang, P. J., Davis, M., & Öhman, A. (2000). Fear and anxiety: animal models and human cognitive psychophysiology. Journal of affective disorders, 61(3), 137-159.

Rachman, S. (1989). The return of fear: Review and prospect. Clinical Psychology Review, 9(2), 147-168.

Grisha Stewart, MA, CPDT-KA, KPA CTP, es autora, ponente internacional y entrenadora de perros que se especializa en la reactividad canina. Ahora también ofrece una escuela online de BAT a través de la Academia de Deportes del perro Fenzi. Grisha dirige Ahimsa Dog Training, LLC en Seattle y Empowered Animales, LLC en Alaska. Ahimsa ha ganado muchos premios, incluyendo Mejor centro de Washington Occidental. Su libro Behavior Adjustment Training: BAT for Aggression, Reactivity, and Fear in Dogs (Adiestramiento para el Ajuste del Comportamiento: BAT para la agresión, la reactividad, y el miedo en los perros), se publicó a finales de 2011. Su popular segundo libro, El Manual de Entrenamiento Oficial de Ahimsa Dog Training: Una guía práctica de resolución de problemas y educación canina sin violencia, fue publicado en 2012. Puedes contactar con Grisha en www.empoweredanimals.com.

 

Recomiéndanos

edogtorial

Nuestros Ponentes

Visítanos En

facebook 32 twitter 32 youtube

Cursos 2010

Certificados

Learning About Dogs
cap1 distincion
CAP2
CAP3
APDT